Sacramento de la Confirmación 2018

Después de dos años de preparación en la catequesis, el fin de semana del 27, 28 y 29 de abril, fue un poco más intenso para los confirmandos.


El viernes tuvieron ensayo de cantos, el sábado desde las 10:00h hasta las 17:00h, convivencia de preparación donde trabajaron el tema: El Credo, la fe de la Iglesia. El Centro de Jóvenes les preparó unos juegos, un vídeo y explicaron lo que es el grupo y les invitaron a que continuaran en su formación. El domingo en la misa de 12:00h, realizaron la decisión de confirmarse, recibir el Sacramento de la Confirmación es un paso muy importante en el camino de la vida cristiana. Este paso les introduce plenamente en la vida de la comunidad cristiana, y les da capacidad para ser testigos de Jesucristo en medio del mundo.


El sábado 5 de mayo llegó el momento más importante, a las 20:00h, celebramos la Eucaristía y recibieron el sacramento de la Confirmación de manos del Vicario Episcopal, nuestro párroco D. Juan Melchor Seguí, que presidió la Eucaristía, y concelebraron el vicario parroquial D. Vicent Femenía y D. Mario Bataller sacerdote colaborador, en la cual, el Espíritu Santo, que ya habita en el corazón de los bautizados, se les infundió con mayor plenitud, a fin de hacerles madurar y crecer como cristianos. Renovamos nuestra fe, en la presencia del Espíritu del Señor, y nos dispusimos a recibir una nueva efusión de sus dones, tanto los que se iban a confirmar, como los que ya lo estábamos. Fue una celebración muy alegre y participativa, el coro parroquial animó con los cantos apropiados para recibir el Espíritu Santo.


Damos gracias a Dios por todos ellos y pedimos la fuerza del Espíritu para que caminen siempre a la luz de esta fe que han recibido. ​ ​ ​


DSCN4629 DSCN4610 DSCN4661 IMG-20180506-WA0028 IMG-20180506-WA0014 IMG-20180506-WA0017IMG-20180506-WA0029

Noticias Relacionadas

Evangelio del día

Twitter Pontifex

Santo
del día

25 DE MAYO SAN BEDA EL VENERABLE PRESBÍTERO Y DOCTOR DE LA IGLESIA

San Beda el Venerable, presbítero y doctor de la Iglesia, el cual, servidor de Cristo desde la edad de ocho años, pasó todo el tiempo de su vida en el monasterio de Wearmouth, en Northumbria, en Inglaterra. Se dedicó con fervor en meditar y exponer las Escrituras, y entre la observancia de la disciplina regular y la solicitud cotidiana de cantar en la iglesia, sus delicias fueron siempre estudiar, o enseñar, o escribir (735). Etimológicamente: Beda = Aquel que es un buen guerrero, es de origen germánico.El nombre de Beda o Baeda en ...

... leer más