Conmemoración de todos los fieles difuntos

Desde siempre la Iglesia ha exhortado a rezar por los difuntos. Invita a los creyentes a no ver en el misterio de la muerte la última palabra de la suerte humana, sino más bien como el paso hacia la vida eterna. El día 2 de noviembre recordamos con amor a nuestros hermanos difuntos, celebramos el triunfo de la vida de Dios en nuestra pequeña vida humana. Como una gran familia, nos reunimos para implorar que la misericordia de Dios es ilimitada, para que en sus brazos abiertos se encuentren todos aquellos que cerraron los ojos a este mundo deseando verle.


Con firme esperanza en la resurrección de Cristo, celebramos la Santa Misa en el cementerio por todos nuestros difuntos, por los de todo el mundo y por aquellos de los que nadie se acuerda. La Eucaristía estuvo presidida por D. Pau, párroco de San Rafael, y concelebrada por los sacerdotes de las demás parroquias, los padres Franciscanos y asistieron los diáconos D. Rodrigo y D. Felix. 
IMG-20191102-WA0023 IMG-20191102-WA0025 IMG-20191102-WA0017

Noticias Relacionadas

Evangelio del día

jueves 5 Agosto 2021 : Evangelio según San Mateo 16,13-23.

Al llegar a la región de Cesarea de Filipo, Jesús preguntó a sus discípulos: "¿Qué dice la gente sobre el Hijo del hombre? ¿Quién dicen que es?". Ellos le respondieron: "Unos dicen que es Juan el Bautista; otros, Elías; y otros, Jeremías o alguno de los profetas". "Y ustedes, les preguntó, ¿quién dicen que soy?". Tomando la palabra, Simón Pedro respondió: "Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo". Y Jesús le dijo: "Feliz de ti, Simón, hijo de Jonás, porque esto no te lo h ...

... leer más

Twitter Pontifex

Santo
del día

5 DE AGOSTO DEDICACIÓN DE LA BASÍLICA DE SANTA MARÍA LA MAYOR EN ROMA Y NUESTRA SEÑORA DE LAS NIEVES ADVOCACIÓN MARIANA

Dedicación de la basílica de Santa María, en Roma, construida en el monte Esquilino, que el papa Sixto III ofreció al pueblo de Dios como recuerdo del Concilio de Efeso, en el que la Virgen María fue saludada como Madre de Dios (c. 434).Una vez que el Concilio de Éfeso, en el año 431, proclamó la maternidad divina de María, el Papa Sixto III erigió en Roma, sobre el monte Esquilino, una basílica dedicada a la Santa Madre de Dios. Recibe también el nombre de Santa María de las Nieves porque el sitio donde había de construirse qued ...

... leer más