CONVIVENCIA DE PROFESORES | COLEGIO SANTA MARÍA


El pasado miércoles 5 de julio tuvo lugar la Jornada de Convivencia en Agullent del Claustro de profesores del Colegio Santa María. Fue un tiempo para la oración, la reflexión y el encuentro distendido. Nuestro más sincero agradecimiento a sacerdote D. Francisco José Vañó Asensio que la ha dirigido.

La Iglesia, madre y maestra de la verdad, manda recordar a los padres de familia (y por extensión a los maestros y profesores) recordar su deber de dar a los hijos una buena educación. Sobre todo religiosa y moral, ya que toda la obra de la educación está ligada íntima y necesariamente al fin último de la vida humana: la felicidad eterna. El Papa Pío XI recuerda la importancia primordial de esto:

"De hecho, dado que la educación consiste esencialmente en la formación del hombre, enseñándole lo que debe ser y cómo se debe comportar en esta vida terrenal para alcanzar el fin sublime para el que fue creado, es claro que no puede haber una verdadera educación que no esté totalmente dirigida hacia este último fin. Pero también, en el orden presente de la Providencia, es decir, desde que Dios se reveló en su Hijo unigénito, el único que es el Camino, la Verdad y la Vida (Jn 14, 6), no puede haber educación completa y perfecta fuera de la educación cristiana".

Así pues, vemos en esto la importancia suprema de la educación cristiana, no sólo para cada individuo, sino también para las familias y para toda la comunidad humana, cuya perfección necesariamente va en proporción directa a la perfección de los elementos que la componen.

De la misma manera, los principios enunciados resaltan clara y evidentemente la excelencia, podríamos decir incomparable, de la obra de la educación cristiana. Porque tiene como objetivo, en el fondo, garantizar a las almas de quienes son objeto de ella el poseer a Dios, el Bien Supremo, y a la comunidad humana el máximo bienestar alcanzable en esta tierra. El hombre puede lograr esto de la manera más eficaz posible cuando coopera con Dios en el perfeccionamiento de los individuos y de la sociedad.

La educación, de hecho, imprime en las almas la primera y más poderosa dirección en la vida, y la más duradera [...]. Esto es lo que hacía decir con razón a San Juan Crisóstomo: “¿Qué hay de más grande que gobernar las almas y formar a los jóvenes en las buenas costumbres?”

Vosotros maestros y profesores sois parte esencial de esta misión. Guardaros de cuidar vuestra vida espiritual para poder enseñar a los niños y jóvenes a vosotros confiados el Reino de Dios para que esos niños y jóvenes puedan un día alcanzar el cielo. ¡Gracias por todo vuestro trabajo!



358016610_657358183097546_3809082386614834181_n 358352092_657358186430879_5997645988429627989_n 358352248_657358176430880_3108580109937694348_n 358357696_657358193097545_2559870139067102898_n 358375661_657358179764213_5026172489001814272_n 358379357_657358196430878_6444079734153136517_n 358420190_657358189764212_7737115111600117590_n




Noticias Relacionadas

Evangelio del día

Viernes, 23 De Febrero : Evangelio según San Mateo 5,20-26.

Jesús dijo a sus discípulos: Les aseguro que si la justicia de ustedes no es superior a la de los escribas y fariseos, no entrarán en el Reino de los Cielos. Ustedes han oído que se dijo a los antepasados: No matarás, y el que mata, debe ser llevado ante el tribunal. Pero yo les digo que todo aquel que se irrita contra su hermano, merece ser condenado por un tribunal. Y todo aquel que lo insulta, merece ser castigado por el Sanedrín. Y el que lo maldice, merece la Gehena de fuego. Por lo t ...

... leer más

Twitter Pontifex

Santo
del día

23 DE FEBRERO SAN POLICARPO DE ESMIRNA OBISPO Y MÁRTIR

Memoria de san Policarpo, obispo y mártir, discípulo de san Juan y el último de los testigos de los tiempos apostólicos, que en tiempo de los emperadores Marco Antonino y Lucio Aurelio Cómodo, cuando contaba ya casi noventa años, fue quemado vivo en el anfiteatro de Esmirna, en Asia, en presencia del procónsul y del pueblo, mientras daba gracias a Dios Padre por haberle contado entre los mártires y dejado participar del cáliz de Cristo (c. 155).San Policarpo, obispo de Esmirna, conoció de cerca al apóstol Juan y a los otros que habí ...

... leer más