El Rosario de la Aurora

El mes de octubre está dedicado a las misiones y a la oración del Santo Rosario. El Papa Francisco ha invitado a todos los fieles a rezar el Rosario “para que la Iglesia sea cada vez más santa y misionera”, rezando el Rosario, invocad la intercesión de la Santísima Virgen María en cada una de vuestras necesidades y en la Iglesia, para que sea cada vez más santa y misionera, unida para recorrer los caminos del mundo y para llevar a Cristo a cada hombre” El Papa dijo en una homilía en Santa Marta del 11 de septiembre, que esta oración es “el arma” contra el demonio y que solo con la oración se le puede derrotar. Además, en su intención de oración para el mes de octubre, el Papa pidió rezar el Rosario, una invocación a la Virgen María y la oración a San Miguel Arcángel para “repeler los ataques del diablo que quiere dividir la Iglesia”.


Un año más el sábado día 13 a las 7:15h, saliendo de Santa María con el estandarte de la Purísima, recorrimos las calles de la Vila, rezando el Santo Rosario. Al llegar a la iglesia, como todos los sábados, rezamos la sabatina y celebramos la misa de la Purísima. 


IMG_20181013_072732IMG_20181013_073609-1IMG_20181013_074250IMG_20181013_074637

Noticias Relacionadas

Evangelio del día

viernes 22 Marzo 2019 : Evangelio según San Mateo 21,33-43.45-46.

Jesús dijo a los sumos sacerdotes y a los ancianos del pueblo: «Escuchen otra parábola: Un hombre poseía una tierra y allí plantó una viña, la cercó, cavó un lagar y construyó una torre de vigilancia. Después la arrendó a unos viñadores y se fue al extranjero. Cuando llegó el tiempo de la vendimia, envió a sus servidores para percibir los frutos. Pero los viñadores se apoderaron de ellos, y a uno lo golpearon, a otro lo mataron y al tercero lo apedrearon. El propietario volvi ...

... leer más

Twitter Pontifex

Santo
del día

22 DE MARZO SANTA LEA DE ROMA ABADESA

De "la santísima Lea", como la llama san Jerónimo, sólo sabemos lo que él mismo nos dice en una especie de elogio fúnebre que incluyó en una de sus cartas. Era una matrona romana que al enviudar - quizá joven aún - renunció al mundo para ingresar en una comunidad religiosa de la que llegó a ser superiora, llevando siempre una vida ejemplarísima.Estas son las palabras insustituibles de san Jerónimo:«De un modo tan completo se convirtió a Dios, que mereció ser cabeza de su monasterio y madre de vírgenes; después de llevar blandas ...

... leer más