Eucaristía de acción de gracias de D. Enrique Baviera

El viernes día 19 de julio a las 20:00h, nos reunimos en torno al altar para celebrar la Eucaristía de acción de gracias, que presidió nuestro querido D. Enrique, en esta comunidad cristiana de Santa María, que, durante este curso, ha rezado, ha trabajado, ha ejercido el diaconado entre nosotros.


Nuestra actitud interior no podía ser otra que la de felicitarle de todo corazón, por una parte, por haber sido escogido por Dios para ser sacerdote, y la de dar gracias a Dios por haber regalado a la Iglesia un nuevo sacerdote, en estos tiempos en los que estamos tan necesitados de ellos. Pidiendo al Señor que nuestro nuevo sacerdote sea verdaderamente santo y que, del ejercicio de su ministerio, se sigan frutos pastorales abundantes. Para que el Señor le bendiga y acompañe siempre, que lo fortalezca en su Vocación y le conceda los dones que necesita para mantenerse siempre fiel a la llamada que Jesús le ha confiado.


En la homilía y en la acción de gracias nos dirigió unas palabras muy emotivas dando testimonio y la experiencia de su vocación. Al finalizar se hizo el gesto de besar las manos al nuevo sacerdote, que han sido consagradas por el Crisma y que además ellas administran el Poder y la Gracia de Dios en la Eucaristía, perdón de los pecados y en los demás Sacramentos, porque esas manos están llenas del poder de Dios. Después en el patio de la Milagrosa lo celebramos con un ágape y lo felicitamos. El sábado dirigió el rezo de la sabatina y presidió la misa de la Purísima, muy contento y emocionado. 


IMG-20190720-WA0005 IMG-20190720-WA0006 IMG-20190720-WA0013 IMG-20190720-WA0012 IMG-20190720-WA0008 IMG-20190720-WA0007 IMG-20190720-WA0009 IMG-20190720-WA0010 IMG-20190720-WA0020 IMG-20190720-WA0017 IMG-20190720-WA0021 IMG-20190720-WA0016

Noticias Relacionadas

Evangelio del día

Twitter Pontifex

Santo
del día

22 DE ENERO SAN VICENTE DIÁCONO Y MÁRTIR

Vicente significa vencedor en el combate de la feHuesca, con una iglesia construida en el sitio de su casa natal, Zaragoza, donde estudió y desarrolló su actividad apostólica y Valencia, teatro de sus atroces tormentos y testigo de su glorioso triunfo, son las tres ciudades españolas que se disputan el honor de ser la cuna de San Vicente. El relato de su «pasión» leído en las iglesias, excitó la admiración universal. Algunos años después preguntaba Agustín en la Hipona africana: "¿Qué región, qué provincia del Imperio no celebr ...

... leer más