Fiesta de la Presentación del Señor. La Candelaria

El día 2 de febrero de cada año, se recuerda la Presentación del Niño Jesús en el templo. También ese día, se recuerdan las palabras de Simeón, llevando candelas a bendecir, las cuales simbolizan a Jesús como luz de todos los hombres. De aquí viene el nombre de la “Fiesta de la Candelaria”.


A las 19:30h, se celebró la Eucaristía con la asistencia de los niños y niñas que fueron bautizados en el año 2016 para presentarlos al Señor. También los miembros de Vida Ascendente que celebran a sus patronos Simeón y Ana. Y la Jornada de la Vida consagrada que tiene como objetivo ayudar a toda la Iglesia a valorar cada vez más el testimonio de quienes han elegido seguir a Cristo de cerca mediante la práctica de los consejos evangélicos y, al mismo tiempo, quiere ser para las personas consagradas una ocasión propicia para renovar los propósitos y reavivar los sentimientos que deben inspirar su entrega al Señor.


Comenzamos con la bendición de las candelas y la procesión alrededor de la plaza de la iglesia. En el ofertorio los miembros de Vida Ascendente renovaron su compromiso y después se presentaron los niños y niñas al Señor, y D. Melchor y D. Mario los bendijeron. ​


P2020197P2020223P2020215

Noticias Relacionadas

Evangelio del día

martes 1 Diciembre 2020 : Evangelio según San Lucas 10,21-24.

En aquel momento Jesús se estremeció de gozo, movido por el Espíritu Santo, y dijo: "Te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, por haber ocultado estas cosas a los sabios y a los prudentes y haberlas revelado a los pequeños. Sí, Padre, porque así lo has querido. Todo me ha sido dado por mi Padre, y nadie sabe quién es el Hijo, sino el Padre, como nadie sabe quién es el Padre, sino el Hijo y aquel a quien el Hijo se lo quiera revelar". Después, volviéndose hacia sus discípul ...

... leer más

Twitter Pontifex

Santo
del día

1 DE DICIEMBRE SAN ELOY OBISPO

Despierto de inteligencia y hábil en el empleo de sus manos. Aprendiz de platero de los de antes, es decir, de los que tienen que martillear el metal para sacarle de las entrañas la figura que el artista tiene en su mente. Tanta destreza adquirió que el rey Clotario II, su hijo Dagoberto luego y su nieto Clovis II después, lo tuvieron como propio en la corte para los trabajos que en metales preciosos naturalmente necesitan los de sangre azul que viven en palacios y tienen que solventar compromisos sociales, políticos y hasta militares ...

... leer más