Fin de curso IDF

Con las cuatro catequesis que hemos realizado nos pusimos en camino para ir al encuentro de Jesús y con Él, hacer el camino de su pasión, muerte y Resurrección. Los signos de la pasión que cada semana hemos contemplado nos han ayudado a redescubrir nuestra fe y nuestro seguimiento fiel al Señor. Renunciar, cargar y seguir son tres verbos a los que Jesús no deja de invitarnos, ya que Él desea que quien quiera ser discípulo suyo debe actuar como él lo hizo. Que Dios nuestro Padre que nos ha amado hasta el extremo entregándonos a su Hijo Jesucristo hasta la muerte y una muerte de Cruz, ilumine nuestros corazones y nos dé la fuerza para aceptar también nosotros en nuestras vidas el camino de la cruz.


El jueves 1 de julio, a las 20:00h, nos reunimos en Santa María para celebrar la Eucaristía en la que concluimos las catequesis dedicadas al “Cáliz de la Pasión”, enmarcadas en el Año Jubilar Eucarístico. Después de la homilía se bendijeron unas pequeñas cruces de madera y se nos impusieron a todos los participantes del IDF. También se ha programado una visita al Santo Cáliz y misa jubilar en la Catedral de Valencia para el sábado 24 de julio, con motivo del Año Jubilar.


2021_07_02_Eucaristia IDF (4) 2021_07_02_Eucaristia IDF (3) 2021_07_02_Eucaristia IDF (1)

Noticias Relacionadas

Evangelio del día

jueves 5 Agosto 2021 : Evangelio según San Mateo 16,13-23.

Al llegar a la región de Cesarea de Filipo, Jesús preguntó a sus discípulos: "¿Qué dice la gente sobre el Hijo del hombre? ¿Quién dicen que es?". Ellos le respondieron: "Unos dicen que es Juan el Bautista; otros, Elías; y otros, Jeremías o alguno de los profetas". "Y ustedes, les preguntó, ¿quién dicen que soy?". Tomando la palabra, Simón Pedro respondió: "Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo". Y Jesús le dijo: "Feliz de ti, Simón, hijo de Jonás, porque esto no te lo h ...

... leer más

Twitter Pontifex

Santo
del día

5 DE AGOSTO DEDICACIÓN DE LA BASÍLICA DE SANTA MARÍA LA MAYOR EN ROMA Y NUESTRA SEÑORA DE LAS NIEVES ADVOCACIÓN MARIANA

Dedicación de la basílica de Santa María, en Roma, construida en el monte Esquilino, que el papa Sixto III ofreció al pueblo de Dios como recuerdo del Concilio de Efeso, en el que la Virgen María fue saludada como Madre de Dios (c. 434).Una vez que el Concilio de Éfeso, en el año 431, proclamó la maternidad divina de María, el Papa Sixto III erigió en Roma, sobre el monte Esquilino, una basílica dedicada a la Santa Madre de Dios. Recibe también el nombre de Santa María de las Nieves porque el sitio donde había de construirse qued ...

... leer más