Inicio de curso de Vida Ascendente

El día 16 de octubre comenzamos el nuevo curso 2019-2020. Unos días antes repartimos los anuncios en todas las parroquias e iglesias de Ontinyent, también con el noticiero del boca a boca, muchos jubilados y mayores nos acompañaron en esta jornada de formación.


El tema fue " Maestro enséñanos a orar" a cargo de nuestro Consiliario Diocesano D. Luis Sanchez. Hizo una exposición del tema, claro con sencillez y al alcance de todos, con imágenes para que se nos quedara bien grabado. Nuestra Presidenta Diocesana Mª Dolores Cortes se encargó del segundo tema" El Laicado en Acción" Somos una misión como los apóstoles, estamos llamados a ser parte de su misión y apostolado. La enseñanza de los apóstoles tiene su fundamento en la palabra de Dios, en la fracción del pan y en la oración, tiene que formar el centro de nuestra espiritualidad.


A las 13h celebramos la Eucaristía, presidida por D. Luis y concelebrada por nuestros sacerdotes de Santa María, San José y D. José Maria Bataller. En la homilía D. Luis recordó la frase que nos dijo al principio de su charla,"La oración es muy importante, Jesús se retiraba muchas veces solo a orar". No debemos buscar excusas como que no tenemos tiempo para ir a la iglesia o visitar a los enfermos, sino como Jesús buscar un tiempo para la oración. Al final de la Eucaristía cantamos el himno de Vida Ascendente.


Finalizamos esta jornada de Espiritualidad a las 14h con una comida fraterna, hacia tiempo que no nos habíamos reunido tanta gente en Ontinyent, sesenta y ocho personas entre sacerdote, mayores y jubilados. ¿Quieres se tu uno mÁs? Consulta en las parroquias de Santa María y de San José.


IMG-20191017-WA0001 IMG-20191016-WA0020 IMG-20191016-WA0017 IMG-20191016-WA0019 IMG-20191016-WA0018

Noticias Relacionadas

Evangelio del día

Twitter Pontifex

Santo
del día

27 DE NOVIEMBRE NUESTRA SEÑORA DE LA MEDALLA MILAGROSA ADVOCACIÓN MARIANA

La primera aparición de la Medalla Milagrosa tuvo lugar el domingo 18 de Julio 1830, en París, justo en la capilla de la casa central de las Hijas de la Caridad, a una religiosa llamada Catalina Laboure. El padre Aladel, confesor de la vidente, fue quien insertó el relato en el proceso canónico siete años más tarde."A las cinco de la tarde, estando las Hijas de la Caridad haciendo oraciones, la Virgen Santísima se mostró a una hermana en un retablo de forma oval. La Reina de los cielos estaba de pie sobre el globo terráqueo, ...

... leer más