MES DE MAYO. MES DE MARIA

Mayo fue de nuevo expresión de felicidad en torno a la Mujer Doncella, que íntima y serena, fue agasajada con loores y esperanzas, cantos y plegarias y con un sinfín de ceremonias sacramentales.


La Purísima, sobre la que hemos vivido momentos inmateriales a la vida en este mes a Ella dedicado, fue el eje vertebrador de una nueva revelación vivida en cada momento, en cada alma y en cada sonrisa de quienes hasta sus plantas llegaron para la entrega incondicional de su amor. Todo un mundo de sentimientos y emociones jalonaron el amplio templo parroquial de Santa María, no solo en la práctica devocional del Mes de María, sino en todas las celebraciones eucarísticas, de manera singular en las celebradas el sábado 28 de abril y el domingo 27 de mayo con la conmemoración de las bodas de oro y de plata de las promociones de Camareras de 1968 y 1993 respectivamente. La primera de ellas la entronizaba en el presbiterio del altar mayor y la segunda en su camarín en la hermosa Capilla regalada de diferentes privilegios pontificios y reales, después de haber paseado por calles y plazas recibiendo la devoción de sus hijos.


IMG-20180531-WA0002 IMG-20180531-WA0006 IMG-20180531-WA0005 IMG-20180531-WA0010

Noticias Relacionadas

Evangelio del día

martes 25 Junio 2019 : Evangelio según San Mateo 7,6.12-14.

No den las cosas sagradas a los perros, ni arrojen sus perlas a los cerdos, no sea que las pisoteen y después se vuelvan contra ustedes para destrozarlos. Todo lo que deseen que los demás hagan por ustedes, háganlo por ellos: en esto consiste la Ley y los Profetas. Entren por la puerta estrecha, porque es ancha la puerta y espacioso el camino que lleva a la perdición, y son muchos los que van por allí. Pero es angosta la puerta y estrecho el camino que lleva a la Vida, y son pocos los qu ...

... leer más

Twitter Pontifex

Santo
del día

25 DE JUNIO SAN GUILLERMO DE VERCELLI ABAD

Nació por el año 1085 en Vercelli, como indica su nombre, en el norte de Italia. Pocas cosas sabemos de su nacimiento e infancia, pero sí de su juventud y mocedad como un prodigio de mortificación y de don de milagros.El solía decir a los monjes que trataban de imitar su vida y pretendían seguirle a todas partes: "Es necesario que mediante el trabajo de nuestras manos nos procuremos el sustento para el cuerpo, el vestido aunque pobre y medios necesarios para poder socorrer a los pobres. Pero ello no debe ocupar todo el día, ya que debemo ...

... leer más