MES DE MAYO. MES DE MARIA

Mayo fue de nuevo expresión de felicidad en torno a la Mujer Doncella, que íntima y serena, fue agasajada con loores y esperanzas, cantos y plegarias y con un sinfín de ceremonias sacramentales.


La Purísima, sobre la que hemos vivido momentos inmateriales a la vida en este mes a Ella dedicado, fue el eje vertebrador de una nueva revelación vivida en cada momento, en cada alma y en cada sonrisa de quienes hasta sus plantas llegaron para la entrega incondicional de su amor. Todo un mundo de sentimientos y emociones jalonaron el amplio templo parroquial de Santa María, no solo en la práctica devocional del Mes de María, sino en todas las celebraciones eucarísticas, de manera singular en las celebradas el sábado 28 de abril y el domingo 27 de mayo con la conmemoración de las bodas de oro y de plata de las promociones de Camareras de 1968 y 1993 respectivamente. La primera de ellas la entronizaba en el presbiterio del altar mayor y la segunda en su camarín en la hermosa Capilla regalada de diferentes privilegios pontificios y reales, después de haber paseado por calles y plazas recibiendo la devoción de sus hijos.


IMG-20180531-WA0002 IMG-20180531-WA0006 IMG-20180531-WA0005 IMG-20180531-WA0010

Noticias Relacionadas

Evangelio del día

martes 3 Agosto 2021 : Evangelio según San Mateo 14,22-36.

Después que se sació la multitud, Jesús obligó a los discípulos que subieran a la barca y pasaran antes que él a la otra orilla, mientras él despedía a la multitud. Después, subió a la montaña para orar a solas. Y al atardecer, todavía estaba allí, solo. La barca ya estaba muy lejos de la costa, sacudida por las olas, porque tenían viento en contra. A la madrugada, Jesús fue hacia ellos, caminando sobre el mar. Los discípulos, al verlo caminar sobre el mar, se asustaron. "Es ...

... leer más

Twitter Pontifex

Santo
del día

2 DE AGOSTO NUESTRA SEÑORA DE LOS ÁNGELES

La ciudad de Cartago, como muchas otras en la época colonial, segregaba a los blancos de los indios y mestizos. A todo el que no fuera blanco puro se le había prohibido el acceso a la ciudad, donde una cruz de piedra señalaba la división y los límites.Estamos en los alrededores del año 1635, en la sección llamada "Puebla de los Pardos" y Juana Pereira, una pobre mestiza, se ha levantado al amanecer para, como todos los días, buscar la leña que necesita. Es el 2 de agosto, fiesta de la Virgen de los Ángeles, y la luz del alba que ...

... leer más