Miércoles de Ceniza, el inicio de la Cuaresma

Miércoles de Ceniza, primer día de la Cuaresma, a las 19.30h. se celebró en Santa María la Eucaristía con la imposición de la ceniza, después de la homilía se bendijo la ceniza que se obtiene de la incineración de las palmas bendecidas el domingo de Ramos del año anterior, cuya imposición constituye el rito de la celebración eucarística. Al imponer la ceniza sobre la cabeza de los fieles, el sacerdote pronuncia las siguientes frases: "Convertíos y creed en el Evangelio", "Acuérdate de que eres polvo y al polvo volverás". La imposición de las cenizas nos recuerda que nuestra vida en la tierra es pasajera y que nuestra vida definitiva se encuentra en el Cielo. La iglesia nos invita a ​vivir una serie de actitudes cristianas que nos ayuden a parecernos más a Cristo. Por ello, la Cuaresma es el tiempo del perdón y de la reconciliación fraterna. Cada día, hemos de arrojar de nuestros corazones el odio, el rencor, la envidia, los celos que se oponen a nuestro amor a Dios y a los hermanos. En Cuaresma, aprendemos a conocer y apreciar la Cruz de Jesús. Con esto aprendemos también a tomar nuestra cruz con alegría para alcanzar la gloria de la resurrección.


OLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERA

Noticias Relacionadas

Evangelio del día

martes 3 Agosto 2021 : Evangelio según San Mateo 14,22-36.

Después que se sació la multitud, Jesús obligó a los discípulos que subieran a la barca y pasaran antes que él a la otra orilla, mientras él despedía a la multitud. Después, subió a la montaña para orar a solas. Y al atardecer, todavía estaba allí, solo. La barca ya estaba muy lejos de la costa, sacudida por las olas, porque tenían viento en contra. A la madrugada, Jesús fue hacia ellos, caminando sobre el mar. Los discípulos, al verlo caminar sobre el mar, se asustaron. "Es ...

... leer más

Twitter Pontifex

Santo
del día

3 DE AGOSTO SAN ASPRENATO OBISPO

En Nápoles, de la Campania, san Asprenato, primer obispo de la ciudad (s. II/III).Muchos napolitanos, por la gran devoción para el patrón principal de la ciudad san Genaro y de su espectacular milagro anual de la licuefacción de la sangre, ha olvidado o hasta ignoran que el primer obispo de la naciente comunidad cristiana de Nápoles fue san Asprenato, mientras san Genaro fue obispo de Benevento y mártir en Pozzuoli en las proximidades de Nápoles. De san Asprenato se sabe que vivió entre finales del siglo I y principios del siglo II ...

... leer más