Misa de Nochebuena

La celebración entrañable de la Nochebuena nos ofrece el anuncio de esta buena noticia, el Evangelio, que es alegría para todo el pueblo. En el silencio de la noche, con las familias reunidas, con nuestros villancicos unidos al canto de los ángeles que anuncian la Gloria para Dios y la paz para los hombres, encontramos la urgencia de llevar este mensaje que revoluciona el mundo a todos los hombres que están a nuestro lado e incluso a los que no conocemos: Dios está entre nosotros, y tiene la capacidad de llenar nuestra vida de la verdadera alegría que el hombre necesita, la de saberse amado incondicionalmente.


Después de pronunciar el Pregón de Navidad, los niños de catequesis de infancia hicieron una representación que resumía los cuatro domingos de Adviento en los que nos preparamos para la Navidad. Resonó nuestro canto más alegre en esta gran noche de luz, paz y amor, Gloria a Dios, en ese momento varios niños con cirios encendidos acompañaron a un ángel, a San José y a la Virgen María llevando al Niño Jesús para colocarlo en el nacimiento del presbiterio.


Junto a las ofrendas del pan y vino se ofrecieron alimentos que se habían recogido en la campaña de la "Cistella" portados al altar por los más pequeños que participaron en la celebración. Al terminar, pasamos a adorar al Niño, acompañados de villancicos y felicitarnos en esta Navidad. ​


P1110774 P1110777 IMG_5580 IMG_5591

Noticias Relacionadas

Evangelio del día

sábado 26 Septiembre 2020 : Evangelio según San Lucas 9,43b-45.

Todos estaban maravillados de la grandeza de Dios. Mientras todos se admiraban por las cosas que hacía, Jesús dijo a sus discípulos: "Escuchen bien esto que les digo: El Hijo del hombre va a ser entregado en manos de los hombres". Pero ellos no entendían estas palabras: su sentido les estaba velado de manera que no podían comprenderlas, y temían interrogar a Jesús acerca de esto. ...

... leer más

Twitter Pontifex

Santo
del día

25 DE SEPTIEMBRE SAN CLEOFÁS DE EMAÚS DISCÍPULO DEL SEÑOR

Conmemoración de san Cleofás, discípulo del Señor, a quien, con el otro compañero itinerante, ardía el corazón cuando Cristo, en la tarde de Pascua, se les apareció en el camino explicándoles las Escrituras, y después, en la casa de Cleofás, en Emaús, conocieron al Salvador en la fracción del pan.Dos veces aparece este nombre en los Evangelios. Una en San Lucas cuando habla de los dos discípulos que marchaban a Emaús (cfr San Lucas 24; 13, ss) y la otra en San Juan cuando habla de una "María, la mujer de Cleofás" que estaba pre ...

... leer más