Misa de Nochebuena

Con toda la alegría y nuestro amor fraterno, nos reunimos a las 19:30h, en Santa María para la celebración de la Eucaristía, en esta noche santa, que cambió el curso de la historia. Estábamos en vigilante espera a lo largo de todo el adviento. La escritura nos dice que se hizo un gran silencio en tierra… La creación entera esperaba al Niño que es Dios. Y Él ya ha llegado. Él ya está entre nosotros. Humilde entre los humildes, ha nacido en el portal de Belén, le acompañan María y José y, junto a ellos tres, todos los hombres y mujeres que esperan la paz y alegría de parte de nuestro Dios. El milagro se ha producido, Dios ha venido al mundo para salvar a toda la creación. Después de pronunciar el Pregón de Navidad, resonó nuestro canto más alegre en esta gran noche de luz, paz y amor, Gloria a Dios, en ese momento varios niños con cirios encendidos acompañaron a un ángel, a San José y a la Virgen María llevando al Niño Jesús para colocarlo en el nacimiento del presbiterio. Junto a las ofrendas del pan y vino se ofrecieron alimentos que se habían recogido en la campaña de la cistella portados al altar por los más pequeños que participaron en la celebración. Al terminar pasamos a adorar al Niño, acompañados de villancicos y felicitarnos en esta Navidad. ​ ​ ​ ​

IMG_0419IMG_0426IMG_0453

Noticias Relacionadas

Evangelio del día

martes 16 Octubre 2018 : Evangelio según San Lucas 11,37-41.

Cuando terminó de hablar, un fariseo lo invitó a cenar a su casa. Jesús entró y se sentó a la mesa. El fariseo se extrañó de que no se lavara antes de comer. Pero el Señor le dijo: "¡Así son ustedes, los fariseos! Purifican por fuera la copa y el plato, y por dentro están llenos de voracidad y perfidia. ¡Insensatos! El que hizo lo de afuera, ¿no hizo también lo de adentro? Den más bien como limosna lo que tienen y todo será puro. ...

... leer más

Twitter Pontifex

Santo
del día

16 DE OCTUBRE SANTA MARGARITA MARÍA DE ALACOQUE RELIGIOSA

En la festividad de San Juan evangelista de 1673, sor Margarita María, que tenia 25 años, estaba en adoración ante el Santísimo Sacramento. En ese momento tuvo el privilegio particular de la primera de las manifestaciones visibles de Jesús que se repetirían durante dos años más, todos los primeros viernes de mes. En 1675, durante la octava del Corpus Christi, Jesús se le manifestó con el corazón abierto, y señalando con la mano su corazón, exclamó: “He aquí el corazón que ha amado tanto a los hombres, que no se ha ahorrado nad ...

... leer más