MISA POR LOS SOCIOS DIFUNTOS Y ALMUERZO DEL SOCIO

En el ara eucarística del presbiterio del templo de Santa María, fue elevado un canto de gratitud y alabanza a la Purísima unido al recuerdo y homenaje de los socios que en este año marcharon a la casa del Padre, para gozar de su plenitud y la de su Santísima Madre. El sacrificio incruento de la cruz, fue oficiado por el Ilmo. Sr. Plebán y Vicario Episcopal, Rvdo. D. Juan Melchor Seguí Sarrió, acompañado del clero parroquial, amenizado con seleccionadas piezas que ayudaron al recogimiento y oración en torno a la Excelsa Patrona. Familiares de quienes emprendieron su camino hacia las estancias eternas, junto a fieles y devotos acudieron a la anual cita convocados por el vuelo de las campanas. Ante el faro, protectora y guía de este suelo fueron recordados evocados y aludidos en los silencios y plegarias todos los que en su terrenal vida, vivieron y colaboraron en los centenarios festejos.


Seguidamente fue compartida mesa, viandas y vida en la Almuerzo del Socio celebrado en un céntrico establecimiento de la localidad, en el que fue presentado el vídeo promocional del festejo obra de Foto Flash.


IMG_20191117_093408 IMG-20191117-WA0010 IMG-20191117-WA0012

Noticias Relacionadas

Evangelio del día

jueves 5 Agosto 2021 : Evangelio según San Mateo 16,13-23.

Al llegar a la región de Cesarea de Filipo, Jesús preguntó a sus discípulos: "¿Qué dice la gente sobre el Hijo del hombre? ¿Quién dicen que es?". Ellos le respondieron: "Unos dicen que es Juan el Bautista; otros, Elías; y otros, Jeremías o alguno de los profetas". "Y ustedes, les preguntó, ¿quién dicen que soy?". Tomando la palabra, Simón Pedro respondió: "Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo". Y Jesús le dijo: "Feliz de ti, Simón, hijo de Jonás, porque esto no te lo h ...

... leer más

Twitter Pontifex

Santo
del día

5 DE AGOSTO DEDICACIÓN DE LA BASÍLICA DE SANTA MARÍA LA MAYOR EN ROMA Y NUESTRA SEÑORA DE LAS NIEVES ADVOCACIÓN MARIANA

Dedicación de la basílica de Santa María, en Roma, construida en el monte Esquilino, que el papa Sixto III ofreció al pueblo de Dios como recuerdo del Concilio de Efeso, en el que la Virgen María fue saludada como Madre de Dios (c. 434).Una vez que el Concilio de Éfeso, en el año 431, proclamó la maternidad divina de María, el Papa Sixto III erigió en Roma, sobre el monte Esquilino, una basílica dedicada a la Santa Madre de Dios. Recibe también el nombre de Santa María de las Nieves porque el sitio donde había de construirse qued ...

... leer más