NOVENA

Las jornadas previas al 8 de diciembre, proclamaron, en la iglesia plebana de Santa María, el ritual del novenario. El templo se convirtió en momentos para la reflexión y la oración, para entonar cantos de alabanza y gloria a la Excelsa y Canónica Patrona. Anunciadas con el tañer de la campana de la Purísima, cada atardecer la celebración de la Sabatina colocó el prólogo a la solemne eucarístia, en que el encargado de su predicación fue el franciscano P. Onésimo Castaño, quien ocupó el ambón de la parroquia para ayudarnos a vivir y gozar del Día de la Purísima, el día de fiesta grande, la más grande.


Como manda la tradición sobrevenida en los últimos años, los diferentes grupos y comunidades (familias, angelets, mayores, jóvenes y confirmandos, camareras, vecinos y feligreses de las cuatro parroquias) realizaron protestación púbica de fe, mientras la extraordinaria intervención de los coros (del Ceam, Amas de Casa, Sabatina, Jóvenes de Santa María y los cuatro parroquiales) solemnizaron más aún cada una de las celebraciones.

Noticias Relacionadas

Evangelio del día

Twitter Pontifex

Santo
del día

27 DE NOVIEMBRE NUESTRA SEÑORA DE LA MEDALLA MILAGROSA ADVOCACIÓN MARIANA

La primera aparición de la Medalla Milagrosa tuvo lugar el domingo 18 de Julio 1830, en París, justo en la capilla de la casa central de las Hijas de la Caridad, a una religiosa llamada Catalina Laboure. El padre Aladel, confesor de la vidente, fue quien insertó el relato en el proceso canónico siete años más tarde."A las cinco de la tarde, estando las Hijas de la Caridad haciendo oraciones, la Virgen Santísima se mostró a una hermana en un retablo de forma oval. La Reina de los cielos estaba de pie sobre el globo terráqueo, ...

... leer más