Ontinyent podría acoger el Encuentro Interdiocesano de 2020

A través de la Junta de Hermandades y Cofradías de la Semana Santa y sus once cofradías y hermandades, la ciudad de Ontinyent se presenta como ciudad para organizar el XII Encuentro Interdiocesano de Cofradías y Hermandades de Semana Santa de las Diócesis de Valencia, Orihuela-Alicante y Segorbe-Castellón a celebrar a principios de febrero del año 2020.


La presentación de la candidatura y la posterior elección se realizará esté sábado 27 de octubre en la ciudad de Gandía, en el marco de la Asamblea General Extraordinaria de la Junta de Hermandades de Semana Santa de la Diócesis de Valencia. Los encargados de presentar la candidatura serán el presidente de la Junta, José Antonio Calatayud, y el secretario, Santiago Martínez, así como también colaboraran el vicepresidente, José Enrique Tortosa, y el vocal Vicente Soriano. Se está a la espera que les puedan acompañar algún concejal del Ayuntamiento.


Las dos únicas ciudades que optan a la elección son Xátiva y Ontinyent. Según apuntan desde la Junta “Hemos preparado un programa de actos con mucha ilusión, deseando que todos los asistentes a la Asamblea de Gandía nos den su confianza para que puedan conocer nuestra Semana Santa, nuestra ciudad, nuestro patrimonio Religioso y Civil, y ante todo, poder compartir un día de hermandad y fraternidad con todas las poblaciones de la Comunidad Valenciana que celebran la Semana Santa”.


Este acontecimiento reuniría a más de 400 representantes de las tres diócesis valencianas, Valencia, Orihuela-Alicante y Segorbe-Castellón para mostrar los diferentes aspectos que hacen única a la Semana Santa ontinyentina a los asistentes, como es la “Rossega”, una vestimenta única de la cofradía Azotes a Jesús en la Columna o las dos imágenes del ilustre escultor Mariano Benlliure, el Santo Sepulcro o la Soledat. Sería la primera vez que se celebraría en Ontinyent.


DSC_4137

Noticias Relacionadas

Evangelio del día

Twitter Pontifex

Santo
del día

28 DE JUNIO SAN IRENEO DE LYON OBISPO Y MÁRTIR

Pacificador de nombre y de hecho (el nombre “Ireneo” en griego quiere decir pacífico y pacificador), san Ireneo fue presentado al Papa por los cristianos de la Galia con palabras de grande elogio: “Guardián del testamento de Cristo”. En Roma honró su nombre sugiriendo moderación al Papa Víctor, aconsejándole respetuosamente que no excomulgara a las Iglesias de Asia que no querían celebrar la Pascua en la misma fecha de las otras comunidades cristianas.Con los mismos fines pacificadores este hombre ponderado insistió a los obispo ...

... leer más