Peregrinación a Caravaca de la Cruz

El día 1 de mayo tuvimos la excursión de agentes de pastoral, este año peregrinamos a Caravaca de la Cruz por ser Año Jubilar, desde el 8 de Enero 2017 al 7 de Enero 2018. Comenzamos nuestra peregrinación a las 7:00h, desde la calle de las Carmelitas.


Una peregrinación no es solamente un camino que recorremos exteriormente, sino sobre todo el camino interior de conversión que realizamos individual y comunitariamente. El Jubileo es el tiempo oportuno de salvación que Dios nos da.


En la iglesia parroquial del Salvador, ubicada a los pies de la cuesta del castillo, dio comienzo la estación jubilar donde fuimos recibidos por el párroco, que junto con D. Melchor y D. Óscar iniciaron un breve rito de introducción a la Liturgia Jubilar, también pudimos besar la reliquia de San Juan Pablo II. Al concluir comenzamos la subida a pie hasta la basílica-santuario de la Vera Cruz de Caravaca. A las 12:00h, en la explanada tuvo lugar la Santa Misa del peregrino, en la que había peregrinos procedentes de diferentes lugares, y en la que participamos todos nosotros. Al finalizar la celebración impartieron la bendición en la Sagrada Reliquia, que posteriormente pasamos a besarla todos los fieles. ​ 


IMG-20170503-WA0012


P5010559


P5010573


P5010629


20170501_110735

Noticias Relacionadas

Evangelio del día

jueves 17 Enero 2019 : Evangelio según San Marcos 1,40-45.

Se acercó a Jesús un leproso para pedirle ayuda y, cayendo de rodillas, le dijo: "Si quieres, puedes purificarme". Jesús, conmovido, extendió la mano y lo tocó, diciendo: "Lo quiero, queda purificado". En seguida la lepra desapareció y quedó purificado. Jesús lo despidió, advirtiéndole severamente: "No le digas nada a nadie, pero ve a presentarte al sacerdote y entrega por tu purificación la ofrenda que ordenó Moisés, para que les sirva de testimonio". Sin embargo, apenas se fu ...

... leer más

Twitter Pontifex

Santo
del día

17 DE ENERO SAN ANTONIO ABAD

Memoria de san Antonio, abad, que, habiendo perdido a sus padres, distribuyó todos sus bienes entre los pobres siguiendo la indicación evangélica y se retiró a la soledad de la Tebaida, en Egipto, donde llevó una vida ascética. Trabajó para reforzar la acción de la Iglesia, sostuvo a los confesores de la fe durante la persecución del emperador Diocleciano y apoyó a san Atanasio contra los arrianos, y reunió a tantos discípulos que mereció ser considerado padre de los monjes (356). Etimológicamente: Antonio = florido, inestima ...

... leer más