PREGÓN DE FIESTAS DE LA PURISIMA

A los pies de la Excelsa Patrona, antorcha que reverbera la fe bañada en un limbo de luz, fue pronunciado el magnífico pregón del franciscano e hijo de la ciudad, Fray Lluis Oviedo Torró, después de que las voces blancas dels Angelets anunciasen las fiestas a la Inmaculada Concepción. Repleta la nave parroquial de fieles, en cuyo presbiterio figuraba nutrida representación del clero parroquial y de la orden franciscana, Joan Tolsá fue el encargado de introducir al pregonero del presente año.


Su cuidada y elaborada disertación fue una reflexión directa y muy interesante del valor de Dios y de la Purísima en nuestra sociedad actual, donde quedó demostrada la importancia de nuestras fiestas mayores que desde 1662 celebramos con toda solemnidad. Difícil queda poder entender el Ontinyent del siglo XXI sin su patrimonio religioso, cultural y humano.


El pregonero después de reflejar como somos hizo una referencia especial a las Camareras y als Angelets como testimonios vivos del que debe significar ser hijos de la Purísima. La solemnidad del momento concluyó con el canto de los Gozos a cargo de Charo Martos.
IMG_20181124_190438IMG_20181124_191136_BURST001_COVERIMG_20181124_193446IMG_20181124_193554_BURST001_COVER

Noticias Relacionadas

Evangelio del día

Viernes, 2 De Diciembre : Evangelio según San Mateo 9,27-31.

Cuando Jesús se fue, lo siguieron dos ciegos, gritando: "Ten piedad de nosotros, Hijo de David". Al llegar a la casa, los ciegos se le acercaron y él les preguntó: "¿Creen que yo puedo hacer lo que me piden?". Ellos le respondieron: "Sí, Señor". Jesús les tocó los ojos, diciendo: "Que suceda como ustedes han creído". Y se les abrieron sus ojos. Entonces Jesús los conminó: "¡Cuidado! Que nadie lo sepa". Pero ellos, apenas salieron, difundieron su fama por toda aquella región. ...

... leer más

Twitter Pontifex

Santo
del día

2 DE DICIEMBRE SANTA BIBIANA O VIVIANA DE ROMA MÁRTIR

Ya se menciona en el Liber Pontificalis el culto a la mártir Bibiana cuando se afirma en él que el papa Simplicio (468 - 473) le dedicó una basílica. Restaurada en el siglo XVII por el infatigable papa Urbano VIII quien con su pasión renacentista, además de salvar un monumento antiguo, quiso dejar un testimonio litúrgico del hallazgo incluyendo en el calendario de la Iglesia universal la fiesta de Santa Bibiana en el día 2 de Diciembre. La basílica tiene tres naves divididas por ocho columnas antiguas y contiene una escultura graciosa ...

... leer más