PREGÓN DE FIESTAS DE LA PURISIMA

A los pies de la Excelsa Patrona, antorcha que reverbera la fe bañada en un limbo de luz, fue pronunciado el magnífico pregón del franciscano e hijo de la ciudad, Fray Lluis Oviedo Torró, después de que las voces blancas dels Angelets anunciasen las fiestas a la Inmaculada Concepción. Repleta la nave parroquial de fieles, en cuyo presbiterio figuraba nutrida representación del clero parroquial y de la orden franciscana, Joan Tolsá fue el encargado de introducir al pregonero del presente año.


Su cuidada y elaborada disertación fue una reflexión directa y muy interesante del valor de Dios y de la Purísima en nuestra sociedad actual, donde quedó demostrada la importancia de nuestras fiestas mayores que desde 1662 celebramos con toda solemnidad. Difícil queda poder entender el Ontinyent del siglo XXI sin su patrimonio religioso, cultural y humano.


El pregonero después de reflejar como somos hizo una referencia especial a las Camareras y als Angelets como testimonios vivos del que debe significar ser hijos de la Purísima. La solemnidad del momento concluyó con el canto de los Gozos a cargo de Charo Martos.
IMG_20181124_190438IMG_20181124_191136_BURST001_COVERIMG_20181124_193446IMG_20181124_193554_BURST001_COVER

Noticias Relacionadas

Evangelio del día

miércoles 12 Mayo 2021 : Evangelio según San Juan 16,12-15.

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: "Todavía tengo muchas cosas que decirles, pero ustedes no las pueden comprender ahora. Cuando venga el Espíritu de la Verdad, él los introducirá en toda la verdad, porque no hablará por sí mismo, sino que dirá lo que ha oído y les anunciará lo que irá sucediendo. El me glorificará, porque recibirá de lo mío y se lo anunciará a ustedes. Todo lo que es del Padre es mío. Por eso les digo: 'Recibirá de lo mío y se lo anunciará a us ...

... leer más

Twitter Pontifex

Santo
del día

12 DE MAYO SAN NEREO, SAN AQUILEO Y SAN PANCRACIO MÁRTIRES

San Nereo y Aquineo. Siglo I.Estos dos militares estaban al servicio de Flavia Domitila una de las primeras señoras de Roma. El historiador Eusebio dice que esta noble dama era sobrina del Emperador Domiciano y que el tal mandatario la envió al destierro, porque ella se había declarado seguidora de Jesucristo. Con Domitila fueron enviados también al destierro San Nereo y San Aquileo, porque proclamaban su fe en el Divino Redentor. Afirma San Jerónimo que el destierro fue tan cruel y tan largo que les sirvió de martirio. Después otro ...

... leer más