Solemnidad de la Epifanía del Señor

El pasado lunes 6 de enero celebramos con alegría la gran Solemnidad de la Epifanía del Señor. A través de estos tres sabios venidos de tierras lejanas Jesús, el Hijo de Dios, la Palabra eterna del Padre encarnada y nacida en la pobreza del pesebre de Belén, se manifiesta, se revela como el Salvador y Mesías, no solo del pueblo de Israel, sino de toda la humanidad.


En esta celebración descubrimos con estupor como Dios se ha hecho pequeño, se ha hecho cercano para entrar de lleno en nuestra vida, en la vida de todos nosotros sin distinción. Jesús quiere salvar a toda la humanidad y para ello necesita que como aquellos tres magos nosotros también seamos misioneros que demos a conocer su presencia a todo el mundo.


Además en este día celebramos la onomástica de nuestro párroco D. Melchor, al finalizar la celebración dos miembros del Moviment Juvenil en nombre de toda la comunidad parroquial le hicieron entrega de un pequeño regalo del que se sintió muy emocionado y agradecido.


2020_01_06_Epifania del Senyor (3) 2020_01_06_Epifania del Senyor (2) 2020_01_06_Epifania del Senyor (1) 2020_01_06_Epifania del Senyor (4)

Noticias Relacionadas

Evangelio del día

Viernes, 23 De Febrero : Evangelio según San Mateo 5,20-26.

Jesús dijo a sus discípulos: Les aseguro que si la justicia de ustedes no es superior a la de los escribas y fariseos, no entrarán en el Reino de los Cielos. Ustedes han oído que se dijo a los antepasados: No matarás, y el que mata, debe ser llevado ante el tribunal. Pero yo les digo que todo aquel que se irrita contra su hermano, merece ser condenado por un tribunal. Y todo aquel que lo insulta, merece ser castigado por el Sanedrín. Y el que lo maldice, merece la Gehena de fuego. Por lo t ...

... leer más

Twitter Pontifex

Santo
del día

23 DE FEBRERO SAN POLICARPO DE ESMIRNA OBISPO Y MÁRTIR

Memoria de san Policarpo, obispo y mártir, discípulo de san Juan y el último de los testigos de los tiempos apostólicos, que en tiempo de los emperadores Marco Antonino y Lucio Aurelio Cómodo, cuando contaba ya casi noventa años, fue quemado vivo en el anfiteatro de Esmirna, en Asia, en presencia del procónsul y del pueblo, mientras daba gracias a Dios Padre por haberle contado entre los mártires y dejado participar del cáliz de Cristo (c. 155).San Policarpo, obispo de Esmirna, conoció de cerca al apóstol Juan y a los otros que habí ...

... leer más