Solemnidad de la Epifanía del Señor

El pasado lunes 6 de enero celebramos con alegría la gran Solemnidad de la Epifanía del Señor. A través de estos tres sabios venidos de tierras lejanas Jesús, el Hijo de Dios, la Palabra eterna del Padre encarnada y nacida en la pobreza del pesebre de Belén, se manifiesta, se revela como el Salvador y Mesías, no solo del pueblo de Israel, sino de toda la humanidad.


En esta celebración descubrimos con estupor como Dios se ha hecho pequeño, se ha hecho cercano para entrar de lleno en nuestra vida, en la vida de todos nosotros sin distinción. Jesús quiere salvar a toda la humanidad y para ello necesita que como aquellos tres magos nosotros también seamos misioneros que demos a conocer su presencia a todo el mundo.


Además en este día celebramos la onomástica de nuestro párroco D. Melchor, al finalizar la celebración dos miembros del Moviment Juvenil en nombre de toda la comunidad parroquial le hicieron entrega de un pequeño regalo del que se sintió muy emocionado y agradecido.


2020_01_06_Epifania del Senyor (3) 2020_01_06_Epifania del Senyor (2) 2020_01_06_Epifania del Senyor (1) 2020_01_06_Epifania del Senyor (4)

Noticias Relacionadas

Evangelio del día

jueves 5 Agosto 2021 : Evangelio según San Mateo 16,13-23.

Al llegar a la región de Cesarea de Filipo, Jesús preguntó a sus discípulos: "¿Qué dice la gente sobre el Hijo del hombre? ¿Quién dicen que es?". Ellos le respondieron: "Unos dicen que es Juan el Bautista; otros, Elías; y otros, Jeremías o alguno de los profetas". "Y ustedes, les preguntó, ¿quién dicen que soy?". Tomando la palabra, Simón Pedro respondió: "Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo". Y Jesús le dijo: "Feliz de ti, Simón, hijo de Jonás, porque esto no te lo h ...

... leer más

Twitter Pontifex

Santo
del día

5 DE AGOSTO DEDICACIÓN DE LA BASÍLICA DE SANTA MARÍA LA MAYOR EN ROMA Y NUESTRA SEÑORA DE LAS NIEVES ADVOCACIÓN MARIANA

Dedicación de la basílica de Santa María, en Roma, construida en el monte Esquilino, que el papa Sixto III ofreció al pueblo de Dios como recuerdo del Concilio de Efeso, en el que la Virgen María fue saludada como Madre de Dios (c. 434).Una vez que el Concilio de Éfeso, en el año 431, proclamó la maternidad divina de María, el Papa Sixto III erigió en Roma, sobre el monte Esquilino, una basílica dedicada a la Santa Madre de Dios. Recibe también el nombre de Santa María de las Nieves porque el sitio donde había de construirse qued ...

... leer más