Vigilia de Pentecostés

El sábado día 3 de junio a las 20:00h, en Santa María, celebramos la Vigilia de Pentecostés. En Pentecostés nace la Iglesia, el mismo nacimiento se da en cada uno de nosotros por el bautismo y la confirmación. Los laicos estamos llamados a buscar esa vocación que se nos ha dado en los designios de Dios, porque todo creyente está llamado a vivir su vida como vocación, abierto a esa llamada de Dios que le descubre la identidad y misión en el mundo. La efusión del Espíritu Santo es la máxima donación que Dios puede hacernos; nos regala todas sus riquezas y todos sus dones.


En este día de Pentecostés recordamos y renovamos el sacramento de la Confirmación, por medio del cual recibimos el Espíritu Santo que nos conformó plenamente con Cristo a través de la unción con el Santo Crisma para ser testigos del Evangelio en el mundo. Los discípulos necesitaron que el Espíritu les inundara con sus dones para ser capaces de testimoniar al Señor resucitado sin miedo y con alegría, también a nosotros nos impulse a Salir, caminar y sembrar siempre de nuevo.


Después de la celebración pasamos al salón del Colegio La Milagrosa y tuvimos una cena compartida y una proyección de fotos de todas las actividades que se han realizado durante todo el curso. 


P6030816


P6030787


P6030838

Noticias Relacionadas

Evangelio del día

martes 23 Julio 2019 : Evangelio según San Mateo 12,46-50.

Todavía estaba hablando a la multitud, cuando su madre y sus hermanos, que estaban afuera, trataban de hablar con él. Alguien le dijo: "Tu madre y tus hermanos están ahí afuera y quieren hablarte". Jesús le respondió: "¿Quién es mí madre y quiénes son mis hermanos?". Y señalando con la mano a sus discípulos, agregó: "Estos son mi madre y mis hermanos. Porque todo el que hace la voluntad de mi Padre que está en el cielo, ese es mi hermano, mi hermana y mi madre". ...

... leer más

Twitter Pontifex

Santo
del día

23 DE JULIO SANTA BRÍGIDA DE SUECIA RELIGIOSA

Santa Brígida, religiosa, nacida en Suecia, que contrajo matrimonio con el noble Ulfo, del que tuvo ocho hijos, a los cuales educó piadosamente, consiguiendo al mismo tiempo con sus consejos y con su ejemplo que su esposo llevase una vida de piedad. Muerto éste, peregrinó a muchos santuarios y dejó varios escritos, en los que habla de la necesidad de reforma tanto de la cabeza como de los miembros de la Iglesia. Puestos los fundamentos de la Orden del Santísimo Salvador, en Roma pasó de este mundo al cielo (1373). Etimológicamente: ...

... leer más